Anoto aquí algunos de los temas que surgieron el jueves durante la mesa redonda MACROndo, para recordarlos y compartirlos. La discusión fue el fruto de una presentación que a Ariadna le gusta concebir como una suerte de “performance en espánglish”. Ariadna nos mostró fragmentos -en imagen, vídeo y audio- de sus expowebs FreshLatino (que ha recorrido el mundo y no deja de encontrar nuevos puertos) y FreshMadrid-FreshFoward-Refresh, una trilogía de arquitectura emergente madrileña. Lo interesante del trabajo de Ariadna es que plantea una suerte de curaduría fringe que enfoca la mirada en aquéllo que generalmente pasa desapercibido, ya sea porque su escala es Petite, o porque su expresión habita los bordes entre diversas disciplinas (primordialmente arte y arquitectura), o porque su contenido subvierte significados dominantes. Ariadna ubica en un mismo plano edificios, performances, instalaciones, intervenciones en el espacio público, vídeoclips y soundtracks. Construye así un discurso que aprovecha el a priori de las definiciones y categorías dominantes para perforarles porosidades y cuestionar sus dominios. Su ejercicio como curadora está complemente imbuido de la cultura popular global. Por ejemplo, el componente de web-cam, el Fresh-cam, de la serie Fresh, se inspira en los reality shows e introduce una cámara en tiempo real en los estudios de los arquitectos o equipos participantes. Al igual que ocurre en los reality shows, los encuadres de sus exposiciones se fijan sobre individuos o grupos o colectivos relativamente anónimos para tratarlos como estrellas y hacerlos fulgurar en el cosmos de la arquitectura internacional. Sus plataformas sirven de lanzaderas para equipos emergentes, cuya idiosincracia parece interesar a Ariadna tanto como su trabajo. Al hacerla visible, invitándonos a mirar detrás de los bastidores, desvela los contextos, procesos, posturas, culturas y lenguajes que incuban una estrella. “Me gusta desvelar lo oculto”, nos dijo, “servir de hilo de Ariadna a los arquitectos emergentes” en el laberinto de los medios de comunicación y las instituciones que los pasan por alto. Los teléfonos celulares y las redes sociales como Facebook y Twitter cuentan entre las herramientas expositivas de sus proyectos.