Proyecto: Estudio A0 – Jaskran (Jazz) Kalirai, Ana María Durán Calisto, Esteban Cervantes, Henar Diez Villahoz, Sofía Galárraga, Diego Núñez, Daniel Sáenz, Nicolás Vivas.

Para: Fundación Mundo Juvenil (Fernanda Riofrío y Paco Salazar), EPMMOP

Quito, Julio 2012


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Eje Rumipamba ha crecido sin una visión o un plan maestro que  pueda dar unidad y sentido a la heterogeneidad de equipamientos que a su flanco se han ido implantando a través del tiempo (Mundo Juvenil, la Administración, el Museo Ecuatoriano de Ciencias Naturales, el Jardín Botánico, el Hipódromo y el Vivarium). Dos son las estrategias que proponemos para contribuir a hilvanar un quilt de elementos dispares y hacer porosas las relaciones entre ellos y el parque; ambas actuarían como “campos” capaces de dar unidad al conjunto sin dejar de adaptarse a las necesidades singulares de cada entidad: un sistema de cerramientos basado en un patrón lineal que se mantiene constante como fachada pero es dinámico en su espesor y función; y una topografía dinámica y lúdica capaz de variar en su densidad para adaptarse a diversas condiciones de suelo, hidrografía, programa y circulación.

Sistema de cerramientos 

Objetivos: proveer un sistema unificado de cerramientos que sea capaz de adaptarse a las diversas necesidades de los distintos equipamientos que conforman el Eje Rumipamba sin homogeneizar sus perímetros. Se seleccionó un sistema lineal de tubos típicamente utilizado en nuestro país, pero reinterpretado como “campo” vertical dinámico, capaz de transformarse en inmobiliario y espacio, además de cumplir con sus funciones básicas de cerramiento. Al ser un sistema compuesto es posible lograr la polifuncionalidad: el tubo estructural provee seguridad mientras que los cables secundarios facilitan que el cerramiento se convierta además en soporte vegetal, soporte ergonómico (cubierta, hamaca, silla, envoltorio), luminaria, valla publicitaria o instrumento musical (mega-flauta, arpa o instrumento de viento colgante). Los tubos verticales sin ninguna forma de apoyo transversal se han utilizado extensivamente en los espacios públicos de Guayaquil, justamente porque sus cualidades antirrobo y anti-vandalismo son eficientes. El tubo se corta en ángulo en el extremo superior, para prevenir que alguien lo utilice de apoyo y pueda saltar hacia el otro lado. La inversión inicial de este sistema es superior a sus contrapartes fabricadas con mallas, pero menor a largo plazo, gracias al bajo mantenimiento que exige y a su rendimiento. Por otra parte, los sistema de mallas pueden ser fácilmente recortados con un playo y se convierten en atractivas redes para los niños, que suelen treparse por ellas (nunca faltan los accidentes en los cuales algún niño pierde un dedo). No recomendamos el uso de setos porque generan barreras opacas –justamente aquello que estamos tratando de diluir y eliminar. Tampoco proponemos utilizar elementos de madera, por su alto costo en mantenimiento; ni ningún elemento constructivo que refuerce una imagen de barrera o muro. Desde el punto de vista estético, nos interesa proponer un sistema abstracto, presente pero silencioso, que se alinee con las propuestas dinámicas del diseño digital, pero en una versión artesanal, de fácil fabricación e implementación.

Para el Jardín Botánico, por su carácter, se propone el uso de un “colchón verde”; una barrera natural, pero baja, que quiebre la imagen de enclave que se percibe actualmente desde el parque. Esta barrera natural, baja y ancha, se complementaría con un sistema de seguridad inteligente que propone hundir en el perímetro del Jardín Botánico una fibra que responde a la vibración de un cuerpo humano y detona una alarma cuando su superficie (de aproximadamente 1.50m) se invade. Este tipo de cerramiento cumpliría tanto con las necesidades de provisión de seguridad del Jardín Botánico como con las aspiraciones del parque por diluir barreras.

Tipos de cerramiento

Para el sistema de cerramiento que se utilizaría en Mundo Juvenil, se proponen seis “tipos”: el que soporta vegetación, el luminoso, el ergonómico (cubierta, banca, hamaca o silla), el sonoro, el informático y el meramente funcional (el sistema lineal base suple la función básica de cerrar y proveer seguridad, conforme rota y deja además una marca espacial). Una séptima opción podría proveer una fuente de agua lineal.

PAISAJISMO

Las estrategias principales de diseño paisajístico son tres. La primera es el despliegue de una topografía lúdica y modular, cuyo mosaico es capaz de densificarse o dispersarse, conforme se transforma de superficie sólida (en las caminerías, por ejemplo) a -en el otro extremo de la gradiente- superficie suave (césped). El sistema provee una porosidad necesaria que absorberá parcialmente el agua de lluvia a la vez que difumina el quiebre transversal que históricamente ha dividido al parque en dos segmentos.

Para emular el sistema natural de humedales mediante un mecanismo artificial que exija bajo mantenimiento, elegimos trabajar con los que en inglés se conocen como rain gardens (jardines de infiltración): micro-ecosistemas que actúan como esponjas y pulsan con la humedad presente en el ambiente. Los diseñadores tan sólo proveen la estructura base. El ecosistema se desarrolla solo.

Topografía dinámica y lúdica

La nueva topografía artificial del Eje Rumipamba se propone como un sistema que difumina la ruptura causada por el paso vehicular existente, que pasará a ser un paso peatonal, integrado a la superficie del parque. La topografía estará salpicada por diversos “atractores”: amebas con arenas de colores para los niños, piletas secas, un sistema de cochas, plataformas de talento urbano, puñados de especies nativas, etc.

Sistema hídrico

Al igual que para el pavimento proponemos utilizar un mosaico de módulos que permiten alcanzar diversas porosidades y adaptarse a diversos usos, para el sistema hídrico proponemos la inserción de concavidades en el césped (análogas, a mayor escala y en diversas escalas, a los molinos de piedra) que pulsan en el tiempo: se repletan cuando llueve, se secan, se vuelven a llenar, marcando la huella del clima en su superficie; comportándose como las burbujas en un acantilado de piedra. Este sistema se inspira en elementos naturales y culturales: los humedales andinos y las tabletas astronómicas que además de pulsar con las lluvias reflejan el cosmos, como ocurre en la escultura de piedra de Estuardo Maldonado.

Pasaje Norte-Sur

Si en las áreas aledañas al eje y posteriores a los equipamientos la proporción de césped y agua es mucho mayor que la de pavimento; en el pasaje longitudinal, la relación se invierte. Al ser primordialmente un ducto de circulación, predomina el pavimento y se lo salpica con césped, agua, mobiliarios lineales y plataformas lúdicas.

FUNDACIÓN MUNDO JUVENIL

Mundo Juvenil posee un exceso de lenguajes arquitectónicos. Desde el punto de vista del diseño, es un lugar “bullicioso”. En vez de sumar bulla a este ya ruidoso entorno, con edificios o extensiones que griten “aquí estoy”, proponemos llevar a cabo intervenciones silenciosas, limpias, sencillas, que no por ello descuiden la aplicación de un lenguaje contemporáneo. Para las cubiertas que vinculen los edificios de Mundo Juvenil, tan necesarias en días de lluvia o sol canicular, se propone el uso de una superficie construida con acrílicos de colores o transparentes/translúcidos, cuyas dimensiones serán las mínimas necesarias.

La postura hacia el conjunto en general es de recuperación de la materialidad original de los edificios (salvo el administrativo, cuyo valor arquitectónico, a diferencia de los otros, es nulo) y de expansión mínima de la huella arquitectónica del conjunto; es decir, se aumentarán únicamente las áreas que no puedan suplirse con el metraje existente. Para lograr este fin, se propone mantener, transparentada, la planta baja del edificio administrativo, introducir una segunda planta en el edificio de los talleres, introducir el cibercafé y la cafetería, y desarrollar un pabellón temporal que pueda ser fácilmente removido. Tanto desde un punto de vista presupuestario como desde la ética del paisaje que enfatiza los intereses públicos y medioambientales del parque por sobre cualquier interés privado, es importante reducir la colonización de nuevo territorio al mínimo. En este sentido, Mundo Juvenil puede constituirse en un ejemplo y modelo a seguir dentro del Eje Rumipamba.

Edificio Administrativo

Para la rehabilitación del edificio administrativo existente, se propone transparentar la planta baja, hacia el jardín, con una fachada de vidrio (que puede ser esmerilado en las zonas donde se necesita una mayor privacidad), para que las oficinas,  aulas y talleres puedan abrirse hacia el exterior. Con respecto al edificio de aulas, se propone dar a la planta baja un acabado en hormigón visto (sobre los muros, las zonas opacas) y apoyar sobre esta base maciza una serie de cajas, estilo contenedor, que alojarán los talleres de Mundo Juvenil de la segunda planta. El mismo sistema de cajas se apoyaría sobre la planta baja del edificio administrativo, que recibiría el mismo tratamiento material.

Planetario

Para el Planetario se propone recubrir la semi-esfera de la cubierta con un sistema de paneles perforados dejando un espacio intersticial donde puedan ubicarse las luminarias que se encenderían por la noche. La luz se proyectaría a través de las perforaciones reproduciendo el patrón luminoso del hemisferio sur. Si es que este sistema es demasiado caro y expuesto desde el punto de vista de las instalaciones eléctricas, se propone, como alternativa, iluminar desde abajo la semi-esfera del planetario y utilizar una impresión fosforescente para lograr el mismo efecto.

Basuroteca

Tectónica del desecho – se propone un sistema constructivo modular que pueda ser fácilmente ensamblado, desmontado (el sistema está pensado para que sus componentes puedan ser reutilizados) y rellenado con diversos materiales de desecho (chatarra, botellas plásticas o de vidrio, detritos de la construcción, etc.). En el caso de este edificio, la innovación no aspira a ser formal sino tectónica (constructiva) y material. La contribución de este edificio radicaría en su sistema constructivo y su capacidad de absorber desechos como materia prima de una forma industrial, prototípica, que pueda ser reproducida y servir de modelo para otras intervenciones, en lugar de convertirse en un evento artesanal único.

Pabellón de exposiciones temporales

El pabellón de exposiciones temporales se integrará a la Basuroteca para reducir la huella de los edificios en el terreno.

Granja / Casa Artistas

Para la granja y la casa de artistas se propone mantener el lenguaje rectangular y simple establecido por las “cajas-talleres” y la Basuroteca. En el caso de la granja, y de manera que juegue con la estética de los juegos ubicados diagonalmente, sobre la esquina del Eje Rumipamba y la Av. Shyris, se propone utilizar madera, malla metálica y puertas verticales, con bisagras. La casa de artistas seguirá el esquema de colores de las cajas-taller y servirá de transición entre la tectónica del desecho de la Basuroteca y el carácter de contenedor industrial, colorido, de los talleres.